• Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
  • Segovia Gastronómica
Inicio»Noticias»Generales»Lechazo de Castilla y León

Lechazo de Castilla y León

 

 

HISTORIA

phoca thumb s ovejas pastando

 

La IGP Lechazo de Castilla y León nace con la inquietud de los productores de lechazos, comercializadores, mayoristas, mataderos, carniceros, hosteleros por dotar de reconocimientos de calidad a nuestro lechazo.

Así en el año 1993 comienzan los trámites para la consecución de la IGP Lechazo de Castilla y León.

Se trata de reconocer e identificar al lechazo como un producto de calidad reconocida, aportando unas garantías a los productores, consumidores y comercializadores aumentando su valor para hacer más viables las explotaciones, las cuales está totalmente adaptadas a los ecosistemas tradicionales y respetan el medio natural.

El lechazo se obtiene de razas autóctonas cuya perfecta adaptación al medio y sistema de crías tradicionales, respetando el medioambiente es lo que hace que tenga una calidad excelente.

El 28 de mayo de 1997 se publica la orden por la Conserjería de Agricultura y Ganadería por la que se aprueba el reglamento y Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida "Lechazo de Castilla y León"

VENTAJAS DE IGP

phoca thumb s area geogrfica

• Información de niveles de calidad al ganadero.
• Valor Añadido al sector.
• Difusión del producto fuera de Castilla y León.
• Conocimiento del Lechazo como producto originario y vinculado a la tierra de Castilla y León.
• Conocimiento de la procedencia.
• Herramienta de venta.
• Prestigio para el comercializador.
• Producto seguro homogéneo y de calidad según especificaciones.
• Consolidación y valoración positiva del producto entre los comercializadores y consumidores.

La marca IGP "Lechazo de Castilla y León" permite al consumidor disponer de datos claros sobre el origen y calidad del producto, confiriéndole una mayor credibilidad y condiciones de leal competencia entre los productores.

VINCULACIÓN CON EL MEDIO

La primera vez que tuvimos constancia sobre la existencia y explotación del ganado ovino en el territorio que hoy conforma Castilla y León data de la invasión Celta. Hecho que prueban las pinturas rupestres de Batuecas (Salamanca), dato recogido en el libro "La raza Churra en Castilla y León"

Durante la Edad Media tuvo lugar un hecho muy importante para la ganadería ovina, el reconocimiento de La Mesta por Alfonso X el Sabio como agrupación de ganaderos que planificaban el reparto de los pastos, calendario de aprovechamiento, etc.

Ya en la Edad Moderna, como dato relevante, durante la conquista de América, en la llamada Ordenanza de Poblacines (1570) se exigía, para obtener el título de vecino en tierras americanas, al menos 20 ovejas de vientre castellanas.

Los Asados de Castilla y León han hecho correr ríos de tinta a lo largo de los siglos y se insite en que los asados son casí únicamente, o sin el casi, la imagen gastronómica que de Castilla se tiene por el mundo: Cándido, Duque, Ignacio García... en Segovia, Eugenio y Seri en Aranda de Duero, Emeterio en Santo Domingo de Silos, Soria, Riaza, Ayllón, Arévalo... unos siguen al pie del fogón, otros son ya historia, pero todos están vivos, porque todos hemos encaminado alguna vez en su busca, en busca de una buena mesa para dar buen fin a un suculento asado con aroma inolvidable del horno.

Son muchos los factores que afectan al establecimiento de la ganadería ovina de tanta calidad en las tierras de Castilla y León. La orografía del terreno, con la Meseta Norte agrupando la mayor parte del territorio, sin olvidar el reborde montañoso y las tierras de aluvión provocadas por la presencia de nuestros ríos (Miño, Duero Tajo.. ) La climatología con inviernos largos y frío y veranos cálidos y cortos, con bajos índices de precipitación. Y la vegetación natural en la que el cereal se ha ido adueñando poco a poco del paisaje, fuera de ellas quedan los pastos y los baldíos, el matorral y el monte bajo en islotes residuales de bosques.

Todos estos factores hacen que nuestra tierra, Castilla y León sea un lugar estupendo para el pasto de las especies ovinas.

En cuanto a la producción del ganado ovino también hay factores a tener muy cuenta:

phoca thumb s etiqueta lechazo

- Nacimiento del cordero: Las dos razas, la churra y la castellana tienen un peso muy semejante al nacer, aunque quizás sea el de la raza castellana un poco mayor. (alrededor de los 3.50 kg)

- Manejo y alimentación: Después del nacimiento la primera toma de leche tienen lugar entre los 30 y 60 minutos después de su puesta en pie. A los lechales no se les permite salir al campo y corretear por los cercados. Su alimentación es la base sobre la que se asienta su crecimiento. Consumen única y exclusivamente leche materna dándose a veces el caso de tener dos madres.

- Tras su muerte en mataderos especializados y controlados se produce el acto de la calificación de los animales a manos de un veedor del Consejo Regulador, colocando una etiqueta de control como lechazo calificado. Estas etiquetas recogen el logotivpo del consejo y un número correlativo de control y la fecha del sacrificio. Posteriormente se colocan 4 vitolas en cada extremidad del animal, donde también figurará la fecha del sacrificio, el logotipo del consejo y un número correlativo de control.

 Para más información sobre la IGP Lechazo de Castilla y León pinche aquí

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner